Los tiempos cambian y los jóvenes prefieren alquilar

15.02.2017

Para las generaciones pasadas, o mayores, la compra de una vivienda era algo implícito dentro del proceso de madurez personal, era una meta que cumplir y un símbolo de éxito de cara a la sociedad; tampoco era una tarea demasiado difícil, había más estabilidad económica y laboral así que obtener una hipoteca no era algo imposible, pero los tiempos cambian, las generaciones pasan y la sociedad se va adaptando a los nuevos tiempos y contratiempos. 

Los Millennials

Los jóvenes menores de 35 años, mejor conocidos como millennials, son una generación que no muestra especial interés en invertir en una vivienda por diferentes motivos que para ellos tienen suficiente peso. Los millennials prefieren destinar sus ahorros a otros aspectos como por ejemplo viajar, para estos jóvenes la idea de estar atados a una hipoteca de por vida es algo casi impensable, una idea que no contemplan hasta alcanzar una edad mayor. A pesar de ser una generación más consumista prefieren invertir más en experiencias. 

Factores ajenos

Entre los otros factores que afectan la decisión de los millennials a preferir el alquiler antes que la compra de una vivienda se encuentra por supuesto la falta de estabilidad tanto económica como laboral. Los sueldos bajos, los contratos inestables y los altos precios de las viviendas hacen que el 80% de los jóvenes no deseen o no crean posible adquirir una vivienda propia.

El 44% de los menores de 30 años todavía no se han independizado y según el observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud esta cifra podría seguir creciendo en los años por venir. 

Condiciones personales 

Por supuesto cada persona tiene diferentes necesidades y entre el rango de los millennials podemos encontrar una segmentación basada en las necesidad de cada grupo. Entre los que más crece el interés por alquilar están las parejas trabajadores sin hijos que representan un 45%, en el 38% encontramos a los llamados singles (jóvenes que prefieren vivir solos y no compartir piso), y por último tenemos a las familias con hijos que se ubican en un 17% una cifra que aunque parezca baja en comparación con el resto se predice que podrá aumentar.

Cada vez son más las familias que prefieren la opción del alquiler, sobre todo si son familias en las que los padres son menores de 35 años. En este sentido el nuevo núcleo familiar basa su búsqueda de alquiler en zonas de alto valor cultural y que ofrezcan buenos centros educativos para sus hijos; en Barcelona la zona de Gracia es una de las más solicitadas por estas nuevas familias que buscan un alquiler en Gracia que sea asequible, cómodo y tenga una alta oferta cultural de la que los hijos puedan disfrutar.

Si estás buscando alquilar pisos en Gracia, desde No+lloguer te asesoramos para que consigas pronto el mejor acuerdo de alquiler con todas las garantías.